Puntos de Vista

2 de agosto de 2011

El Gato Errante: Segunda parte

Es verdad, lo tenía todo, pero no me querían. ¿A ti quién te quiere? Yo he aprendido a quererme, a querer a los demás. Ya no soy materialista. Me encanta deambular, soy un viajero en un mundo repleto de incógnitas. He aprendido mucho, y he conseguido mi meta. Dices que voy a ciegas, pero yo ya he cumplido mi sueño. El Gato Errante, así es. Soy lo que quería, tú lo sabes. ¿Eres lo que quieres?

Ya no temo, como antes. Hago lo que quiero, nadie me lo puede impedir. Quizá mañana no siga aquí, pero habré vivido lo suficiente como para irme tranquilo. ¿Tú que has hecho? Nada, pero no te puedes quejar. Vives bien, ¿no?

Mírate, descansando en el suelo. Estás relajado y cuando quieras podrás comer. Cada uno busca su manera de vivir. Por suerte yo ya he encontrado lo que me gusta.
Soy feliz y tú también.Simplemente somos diferentes.



2 comentarios:

  1. Cuando uno tiene que repetir que es feliz es porque no lo es realmente )

    ResponderEliminar
  2. Yo creo que soy de esas personas que coleccionan experiencias, no visibles a simple vista. Pero la verdad es que no creo en el materialismo. No creo que nadie pueda ser feliz poseyendo objetos materiales... no sé.
    :)

    ResponderEliminar